Post de a Abr 30, 2013 en Ahorro energético, Construcción Ecológica, Información y Documentación, Noticias del Sector | 0 comentarios

El pasado 5 de abril se publicó el Real Decreto por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficacia energética de los edificios.

Hasta ahora era obligatoria la Certificación Energética de los edificios de nueva construcción.

Sin embargo, a partir del 1 de junio, fecha límite para que el IDAE ponga a disposición del público los programas informáticos de calificación, será obligatorio facilitar a los compradores o futuros arrendatarios, un Certificado de Eficacia Energética con el fin de puedan comparar y evaluar su eficiencia entre la oferta disponible.

Cada edificio o parte del mismo, que se venda o alquile deberá contar con una Etiqueta Energética, similar a la que estamos acostumbrados a ver en electrodomésticos, que indicarán de la A a la G, la mayor o menor eficacia de las características energéticas del inmueble.

Los técnicos que podrán realizar esta calificación serán los arquitectos, arquitectos técnicos, ingenieros de edificación e ingenieros de instalaciones térmicas, estando pendiente la orden que habilite la acreditación de otros profesionales.

A quien afecta:

–          Edificios de nueva construcción

–          Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario.

–          Edificios o partes de edificios públicos de más de 250 m2.

No están incluidos:

–          Edificios o monumentos protegidos como valor arquitectónico o histórico.

–          Lugares de culto y actividades religiosas.

–          Construcciones provisionales con un plazo igual o inferior a dos años.

–          Edificios industriales, de la defensa y agrícolas.

–          Edificios o partes de edificios aislados con una superficie útil inferior a 50 m2.

–          Edificios o partes cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado del año con un consumo inferior al 25 % previsto anual (el propietario deberá realizar una declaración responsable), en general las segundas viviendas de veraneo.